Noticias

El sector químico: un vector industrial y tecnológico estratégico para avanzar hacia la transición energética sostenible y frenar el cambio climático

Compartir

El sector químico: un vector industrial y tecnológico estratégico para avanzar hacia la transición energética sostenible y frenar el cambio climático

Feique, en colaboración con Expoquimia (Fira de Barcelona) han organizado el encuentro El Sector Químico: vector clave para impulsar la Transición Energética y frenar el Cambio Climático, segunda sesión online de la iniciativa Smart Chemistry Smart Future en el marco del ciclo UNPRECEDENTED: Industrial Dialogues de Expoquimia. Durante la sesión, se ha puesto de relieve el compromiso de la industria química en el impulso y liderazgo de la transición energética con la generación de soluciones innovadoras y tecnológicas de aplicación en otros sectores a lo largo de la cadena de valor que propician una economía baja en carbono.

Estas soluciones, necesarias para lograr la neutralidad climática, pasan por la I+D+i del sector químico, tal y como ha quedado constatado. El hidrógeno, como vector energético de enorme potencial que será clave en la transición energética, los materiales de altas prestaciones para mejorar la eficiencia de las energías alternativas o de la captura y uso del CO2 como materia prima para la obtención de energía y productos químicos, han sido los principales ámbitos que se han abordado durante la jornada.

El encuentro ha contado con la participación de representantes de empresas químicas punteras en estas áreas que han expuesto los proyectos y estrategias que sus compañías están llevando a cabo: Kalman de Chalendar, Responsable de Desarrollo de Negocios de Grandes Industrias de Air Liquide; Ernesto Silva Mojica, Ingeniero de Proyectos de Covestro; Carles Pallé, Product Manager de aplicaciones del Hidrógeno de Carburos Metálicos/Air Products; Carles Alabau, Coordinador del grupo de trabajo “H2 Tarragona” de AEQT; y Feliciano Calvo Castañera, Marketing Manager de Industria Química de Nippon Gases.

El panel ha sido moderado por Cristina González, Directora de Advocacy e Innovación de Feique, quien ha resaltado en su apertura el esfuerzo que está realizando la industria química en buscar soluciones eficaces para alcanzar objetivos tan ambiciosos como los recogidos en el acuerdo de París en la lucha contra el cambio climático, en los ODS de la Agenda 2030 de la ONU o el Green Deal, con el propósito de que Europa sea el primer continente climáticamente neutro en 2050. Esto implica, ha subrayado “apostar por la industria, por la colaboración y por la I+D+i como ya venimos haciendo desde el sector químico desde hace mucho, liderando la inversión industrial en esta área en España, a la que la industria química destina 2.800 millones de euros anuales”.

Durante la sesión se han podido conocer, de primera mano, ejemplos muy claros de cómo las empresas químicas ya están desarrollando soluciones innovadoras, en muchos casos disruptivas, como las basadas en el uso del hidrógeno o en la transformación del CO2, que serán indispensables para optimizar la eficiencia de recursos de cara a conseguir un futuro sostenible.

Kalman de Chalendar ha puesto en valor las soluciones que está llevando a cabo Air Liquide para favorecer un crecimiento económico bajo en carbono y la creación de nuevos ecosistemas industriales y de movilidad sostenibles. Ha subrayado la necesidad de fomentar el despliegue del hidrógeno renovable a gran escala así como su gran potencial, especialmente en el sector del transporte, poniendo como ejemplo París, que cuenta con una flota de más de 100 taxis que operan ya con hidrógeno y que llegarán a seiscientos en 2021 o el puerto de Rotterdam, donde la compañía ha firmado un acuerdo para colaborar en el despliegue de más de mil camiones que utilizarán también hidrógeno como combustible. Chalendar ha indicado que el hidrógeno está en el centro de la transición energética y, si bien se ha dado el primer impulso, es necesario aún impulsarlo a gran escala. Precisamente, con la ambición de crear una verdadera economía del hidrógeno y canalizar estos esfuerzos del sector privado se ha creado, según ha explicado, un consejo del hidrógeno a nivel mundial, que hoy cuenta con más de 90 empresas líderes de todo el mundo.

Por su parte, Ernesto Silva Mojica (Covestro) ha expuesto el enfoque integral en eficiencia de los recursos de Covestro en su camino a conseguir una plena Economía Circular a través del uso tanto de materias primas como de fuentes de energía alternativas y ha destacado el compromiso de la compañía por transformar todos sus centros de producción con el fin de que puedan operar con energías renovables en todas sus plantas a nivel mundial en el corto plazo. “Ofrecer materiales para energías renovables y utilizar, a su vez, renovables para fabricar estos materiales es un paso significativo para volvernos plenamente circulares. Y es un ejemplo de que el uso de renovables es necesario y viable y, gracias a la contribución de la industria química, puede ser competitivo, sostenible y eficiente”, ha subrayado.

Carles Pallé (Carburos Metálicos) ha explicado cómo el uso y aplicaciones del hidrógeno supone una gran alternativa ante el reto de la transición energética al ofrecer “todo un escenario de nuevas oportunidades para lograr una sociedad que funcione con energía 100% renovable”. En este sentido, ha destacado que la química ayuda con el hidrógeno -el elemento más abundante del universo- a mitigar las emisiones y el cambio climático, ya que se trata de un vector energético -no una fuente de energía- que se puede producir de diferentes formas y, sobre todo, que no emite gases de efecto invernadero. De hecho, según ha indicado, “por cada kilo de hidrógeno que se utiliza, se evitan entre 8 y 12 kg. de emisiones de CO2 a la atmósfera”. Asimismo, ha destacado que la aplicación del hidrógeno será especialmente relevante en cuatro sectores básicos: en el transporte y la movilidad, en la industria -como sustitución de combustibles fósiles o de otras fuentes no renovables-, en las redes de gas natural y en la producción de energía eléctrica, aunque en menor medida.

También respecto al hidrógeno, Carles Alabau (AEQT) ha destacado desde su experiencia en el grupo de trabajo H2 Tarragona de AEQT que “Tarragona tiene potencial para convertirse en el hub de hidrógeno más importante del sur de Europa” puesto que el territorio tiene también el mayor potencial de consumo del mismo, lo que ha impulsado la creación de la Plataforma del Hidrógeno Verde de Cataluña Sur. En este sentido ha indicado que el potencial del hidrógeno es indudable tanto para la transición hacia la neutralidad climática como para potenciar la circularidad en el proceso de fabricación de materiales más sostenibles. Ha querido desgranar los desafíos que, en su opinión, presenta la implantación del hidrógeno como vector energético y la transformación que puede suponer para el sector químico de Tarragona, retos que van desde aspectos regulatorios a económicos y técnicos.

Para finalizar, Feliciano Calvo Castañera (Nippon Gases) se ha centrado en los últimos avances para el aprovechamiento y utilización del CO2 como materia prima, ámbito de gran desarrollo, que supone una de las líneas de innovación más prometedoras de la química en su contribución a la circularidad y descarbonización de la economía. Calvo ha explicado que el CO2 se recupera y se introduce en el mercado como materia prima para aprovechar sus propiedades en distintos campos como, por ejemplo, en la industria de la alimentación, ya sea en forma gaseosa en las bebidas carbonatadas o para procesos de refrigeración y conservación. También ha subrayado que la pandemia ha puesto el foco en el hielo seco, que no es más que dióxido de carbono sólido y compactado, puesto que su temperatura inferior a 70 grados lo ha convertido en un gas enfriador ideal para mantener las vacunas de Pfizer en buen estado.

La sesión ha concluido con un interesante turno de preguntas en el que han quedado patentes los múltiples caminos por los que la industria química está avanzando en aportar soluciones al reto de la Transición Energética y a cómo paliar el Cambio Climático. La moderadora de la mesa, Cristina González, no ha querido cerrar la jornada sin antes recordar que tenemos ante nosotros unos años repletos de retos: “2030 y 2050 están más cerca de lo que creemos y para llegar a tiempo, será necesario seguir apostando por la I+D y la innovación del sector químico”.

Opciones de navegación

¿Quieres descubrir más?

Open Innovation Marketplace molestiae autem delectus eius quam repellendus
 

Open Innovation Marketplace

Sistema de ofertas y demandas tecnológicas de SusChem-España con la química sostenible.

Grant-it Grant-it
 

Grant-it

Funding opportunities from the European Comission and select Regional & National governments.